Historia

El Sr. D. Juan Ramón Martel Dávila, popularmente conocido como Ramoncito, ha trabajado durante toda su vida en relación al arte de la pirotecnia junto a sus padres y tíos, que para él fueron sus maestros. Obteniendo también nuevas ideas y conocimientos en la península, trabajando en otras importantes empresas. Por ello Pirotecnia San Miguel es una Empresa de Tradición Familiar.

El placer obtenido con tanto trabajo y sacrificio, se ve reflejado en distintos premios recibidos por su arte en el trabajo de los Fuegos Artificiales. Uno de los más importantes y reciente es el de Alicante, el cual ha supuesto para nuestra fábrica un paso adelante y tener nueva experiencia en nuevos terrenos.

Otro hecho a mencionar, y no menos importante, es la Placa en Reconocimiento a la labor de D. Ramón (Ramoncito), tan apreciada por nuestros hermanos Cubanos (Cienfuegueros). Se encuentra en el Teatro Tomás de Terry, ubicado en Cienfuegos, Cuba.

Sin dejar de mencionar la diversidad de placas, copas, diplomas y reconocimientos recibidos a lo largo de nuestra trayectoria (todas ellas se pueden apreciar en el salón de vitrinas ubicado en nuestra Fábrica).

El trabajo de Pirotecnia San Miguel está elaborado por un equipo joven, que está emergiendo de esa tradición que el Gran Maestro (Ramoncito), ha sabido transmitir durante toda su vida. Ese trabajo se realiza, como siempre, con el cariño y la dedicación que la clientela espera y necesita. Ya no solo a las Comisiones de Fiestas, Ayuntamientos, Cabildo, otras entidades y particulares. También a todos aquellos que indirectamente, como espectadores, sentimos que son nuestros clientes. Porque son ellos quienes más aprecian nuestra tarea.

Para Pirotecnia San Miguel realizar fuegos artificiales no es solamente quemar pólvora. Es amar el trabajo, reconocer una tarea bien hecha, sentir el aplauso del público. Y sobre todo, día tras día, ir buscando nuevas ideas, descubrir nuevos efectos, sorprender al espectador.

Tenemos como distinción y firma de Pirotecnia San Miguel, en las quemas realizadas, las tan afamadas PALMERAS TIPICAS CANARIAS.